Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Siendo un acompañante fiel de la vida

Imagen
SIENDO UN ACOMPAÑANTE FIEL DE LA VIDA Mientras escribo con mi mano derecha, con pausas, voy observando mi mano izquierda. Esta mano forma parte de mi presente en este momento, está aquí para invitarme a sentir lo que soy más allá de la propia mano. Y por eso la observo, soy consciente de ella. Muevo los dedos, giro la muñeca, la acaricio con la otra mano... y dejo que este momento milagroso sea tal y como es. Es como ver con los ojos de un bebé recién nacido. Sin pensar que eso es una mano, sin identificarla con conocimientos previos, sin opinar o imaginar algo concreto. Sólo observando, siendo un acompañante fiel de la vida. Eso es Ser, eso es mostrar la pura Conciencia desde la consciencia por lo que es, aquí y ahora.

Sanar a través de la Conciencia

Imagen
SANAR A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA Cuando eres consciente, la luz de la Conciencia pone todo en su estado natural. Es como dar un baño con agua cristalina a una hermosa piedra cubierta de barro. Mientras la suciedad esté ahí será imposible ver la belleza que siempre está. Llevar la consciencia a ese foco limpia toda distorsión creada por falta de atención, de rechazo a la vida. Cuanta más negación, más lucha o más huida haya, más consistencia adquirirá. De lo contrario, se abrirá una apertura que dejará actuar a la propia Conciencia, mostrando a la luz todo lo que un día fue ocultado.

Escucha los latidos de tu corazón

Imagen
ESCUCHA LOS LATIDOS DE TU CORAZÓN Mientras lees estas líneas, siente tu cuerpo. Quédate atento al tacto de tu piel con la suave presión de tu ropa. Sé consciente de tu respiración. Observa cómo entra y sale de tus pulmones sin esfuerzo, automático y en armonía. Tómate un instante para llevar tus manos al pecho y escuchar los latidos del corazón. A eso se le llama vida en acción. Es el impulso del Universo reducido a algo, y ese algo permanece aquí como una experiencia que debe ser recogida por tu Conciencia. Eso es amor.

Miedo, inseguridad y desconfianza

Imagen
MIEDO, INSEGURIDAD Y DESCONFIANZA El sufrimiento es el desconsuelo del espíritu perdido por la ferocidad de la mente egoísta que lo embauca haciéndole creer todo lo que no es. La liberación yace en despertar al espíritu de esta ilusión, de la manipulación de una voz creada desde hace mucho como resultado de la separación tan grande del origen. A eso lo llamamos miedo. La inseguridad y la desconfianza por lo desconocido.

La noche que nos envuelve

Imagen
LA NOCHE QUE NOS ENVUELVE Qué grandioso milagro es vivir la vida en armonía con ella, entablando un constante diálogo abierto, sin resistencia, sin oposición o rechazo. Disfruto mucho cuando llega la noche, la familia duerme, las calles quedan desiertas y aparece un silencio casi palpable. Son momentos para observar los pensamientos y profundizar en su desapego. La cuestión es que ese silencio realmente nunca aparece, pues siempre está. Es como un manto de Conciencia que lo envuelve todo y siempre. Es la mente junto al “ruido” de la creación las que distraen a nuestro Ser por mantenerlo atrapado en el anonimato. De ahí que sea muy importante reforzar los lazos con la Conciencia en los momentos de silencio evidente: la noche, la madrugada, el mar, un paseo por el campo... y aprovechar la oportunidad que nos brinda el presente durante el resto del día como un impulso que hace ser más fuerte el acto de ser consciente de la vida.

La experiencia del hombre

Imagen
LA EXPERIENCIA DEL HOMBRE La vida espera un compromiso forjado por tu libre albedrío. Una respuesta honesta y que se funda con una lección constante por mantenerte unido a la Conciencia. Esta entrega continua te recuerda quién eres más allá de la mente y el cuerpo. Un reconocimiento interno que no entiende de opuestos o condiciones. Simplemente permaneciendo atento y observando la transformación que toma la vida desde la experiencia del hombre.

Conciencia sin pensamientos

Imagen
CONCIENCIA SIN PENSAMIENTOS Conciencia sin pensamientos es amor sin condición. Los límites surgen de la mente que interrumpe el acto de ser consciente, de vivir plenamente y en sintonía con la creación. Cuando hay consciencia el pensamiento se esfuma para despertar la plena Conciencia. Un estado de silencio que “representa” el vacío y la totalidad de la vida; la energía que opera constantemente para dar forma a las infinitas posibilidades del Universo.

La vida es amor, por eso existe

Imagen
LA VIDA ES AMOR, POR ESO EXISTE La vida no se acepta con la mente, sino con la Conciencia. Cuando crees aceptar o amar algo realmente te estás engañando, porque la mente pondrá siempre condiciones. Recuerda que lo que no se amó no puede ser amado. Sólo la Conciencia puede amar incondicionalmente, y ésta lo hace a pesar de las trampas mentales. Todo lo que existió, existe y existirá es motivo de amor, porque sólo el amor puede permitir la creación. Se crea porque la Conciencia se expresa amando. El amor es el aroma de la Conciencia, la adhesión del Universo. Sin amor no habría existencia, y con amor todo es posible. Si la vida no es aceptada es porque te riges por la mentira de la mente, y al hacerlo creerás vivir, cuando realmente no lo harás por verte sumamente engañado. Sólo la Conciencia te recordará que tu vida ya es amada porque existes.

Transforma las experiencias

Imagen
TRANSFORMA LAS EXPERIENCIAS En el presente se desvanecen los pensamientos y se afloran los sentidos. Comienzas a oler con consciencia, a percibir el tacto de la ropa con minuciosa atención, a respirar con agradecimiento de que así sea. En el presente el ruido de tu mente se calma para dar voz al silencio de la Conciencia; un estado de presencia absoluto que transforma las experiencias en la expresión libre de la Vida.

La intimidad del ahora

Imagen
LA INTIMIDAD DEL AHORA Cuando te desapegas de la mente dominante del ego, ocurre algo extraordinario. Nace un fuerza desconocida para la mente, pero muy familiar para el espíritu que nos invita a dejarlo todo para continuar plenamente confiado. Imagina que estás en una gran sala, la música suena, hay personas a tu alrededor, y el ambiente es de gran belleza. Pues ahora, cierra los ojos y comienza a bailar dejándote guiar por la sintonía de esa experiencia. Todo moviéndose a un ritmo perfecto, con elegancia y mucha ternura. Un constante flujo insonoro que habla con gran sabiduría y amor a raudales. Esa es la intimidad que nos brinda “el ahora” cuando nos entregamos a ella sin condición.

Reconociendo la mágica Presencia

Imagen
RECONOCIENDO LA MÁGICA PRESENCIA Hay un espacio donde la calma impera. Es un “simplemente” estar sin añadir nada más. Sin cambiar los sucesos, las manifestaciones o las propias experiencias. Siendo apertura, estando consciente de lo que sucede en ese momento, en este. Aquí es donde reconoces la mágica presencia que eres sin las ataduras de la mente, sin los impedimentos de tus creencias, sin la locura de tu personalidad. Un espacio donde no lo hay, donde todo es vacío y a la vez lo llena todo. Ahí es donde eres, donde soy, donde somos. Ese lugar está aquí, ahora.

Silenciando la mente

Imagen
SILENCIANDO LA MENTE No creas nada, sólo sé consciente de la experiencia presente. Esa es la única verdad que puedes confirmar como tal, que vives esto, en el aquí y ahora. Todo lo demás son pensamientos y emociones que vienen y van, las creencias. La liberación está en permanecer en silencio porque observas todo este momento sin condicionarlo, simplemente estando, y cuando eso ocurre, la mente calla, el silencio impera y tu Ser despierta. Sé consciente, sólo eso, sé.