Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

¿Por qué tenemos tanto miedo a la vida?

Imagen
Porque no estamos sintonizados con la vida. La vida es el fluido energético que mana ahora mismo, en este eterno presente. Pero nos pasamos el “tiempo” absortos en viajes ilusorios: pasado y futuro. El pasado como alimento compulsivo para engordar los bloqueos que llevamos encima. El futuro como espejismos de unos miedos que acechan constantemente a los patrones de creencias preestablecidos desde el inicio.
Ambas, actuando como cadenas que reprimen nuestra naturaleza.
La cuestión es que si somos vida y esa vida vive en el presente, ¿cuánto sufrimiento necesitaremos para rendirnos y volver a florecer desde la calma y el silencio? Estamos tan atados a los bloqueos del pasado y a los miedos del futuro que “vivimos” congelados completamente.
Y todo porque no confiamos en que la vida nos dé todo cuanto necesitemos. Un pájaro no piensa en si mañana comerá, él busca comida cuando tiene hambre y la encuentra. Un feto se alimenta, crece y avanza confiado en las leyes naturales del Universo. Una …

¿Por qué es tan duro vivir en este mundo?

Imagen
Vivimos en un mundo que proyecta el movimiento de nuestro mundo interior y personal. Cuando caminamos y experimentamos todo tipo de eventos que podemos identificar como “negativo”, tendemos a huir de ellos o rechazarlos por las ideas que hay en nuestro sistema de creencias y que nos proyecta hacia un futuro “mejor”.
La cuestión es que el mundo que llegue será igualmente ese reflejo. Una proyección de la relación que tengamos ahora mismo con nuestra vida. Si negamos, rechazamos, huimos de lo que está sucediendo en este momento, continuaremos en ese círculo de victimismo y dolor por no abrazar las experiencias que escenifican lo que en ese instante estamos siendo: cierre y negación, o apertura y aceptación.
Observemos el poder que tenemos para transformar nuestro mundo personal. Si ante una situación difícil nos cerramos completamente: « ¡no quiero vivir esto!, ¡no me lo merezco!, ¡esto es injusto!, ¡yo quiero lo otro! ¡Odio mi vida!... » Estaremos, en ese momento, emitiendo una orden, en…

¿Es posible vivir haciendo lo que a uno le gusta?

Imagen
Simplemente sí. Son las creencias impuestas y auto-impuestas desde hace mucho la que nos impide ver y experimentar los frutos del impulso interior que todos llevamos. Cuando a un niño, a temprana edad, se le deja que se exprese en el juego, veremos emerger automáticamente una sonrisa inocente que mostrará la unidad y el respeto por lo que ese ser es. Es una expresión libre.
La confrontación sucede a medida que ese niño va creciendo y se le va privando de todo aquello que su ser le ofrecía como medio de expresión. Hacer lo que a uno le gusta es un acto de confianza y entrega en virtud de su naturaleza.
Si nadamos a contracorriente haciendo con esfuerzo, trabajo u obligación caminaremos hacia la represión interior. Es ahí cuando nos sentimos como flores marchitas a las cuales se les prohibió de luz, agua, tierra fértil. Volver a hacer desde el corazón es recuperar la ilusión del niño. Adentrarse nuevamente a la vida con apertura y alegría, porque ocurra lo que ocurra después, siempre se…

Conectando con el Yo Superior desde el plano físico

Imagen
Hace unos años, cuando conectaba con mi Yo Superior, es decir, la parte de mi conciencia expandida y que se encuentra en planos superiores, lo hacía accediendo a través de meditación. La cuestión es que necesitaba elevar mucho mi frecuencia de resonancia para despejar el ruido y las dudas de mi mente, y así mantener una conexión clara y fluida.
Por aquel entonces, mi Yo Superior aparecía sin una forma determinada, simplemente como auroras boreales que se movían a medida que iba canalizando la información que para ese momento debía conocer.
Esto últimos meses, he ido reconociendo su energía desde una posición más humana y cercana. Recordemos que aunque nuestro Yo Superior habita en otros planos más elevados, constantemente estamos unidos a él/ ella/ ello, de no ser así no tendría sentido que nuestra parte energética, conciencial o espiritual pudiera encarnar en un cuerpo físico.
Si ya estamos conectados con nuestra conciencia guía, podremos canalizar su sabiduría sin necesidad de ir fuera…