Un tiempo necesario para el silencio


Para aquellos que estéis pasando una racha complicada, deciros que el movimiento constante de la vida es una oportunidad que nos brinda el Universo para crecer, para sentirnos un poquito más y avanzar hacia la plena conciencia.

Toda situación dolorosa es sólo un tramo de atención para que dejemos tanta justificación rutinaria por buscar un momento de silencio interior. Si supiéramos lo importante que es reencontrarse con uno mismo y dejar brotar la mágica presencia de nuestra esencia, jamás dudaríamos en respetar un momento al día para nosotros.

Por mucho caos que haya, por mucho trabajo que tengamos, por muy dificultosa que aparezca la vida, siempre deberíamos tener tiempo para nosotros. Encontrar un espacio sagrado para traspasar las barreras mentales y caminar hacia dentro, hacia el núcleo de nuestra conciencia.

Al principio todo puede parecer oscuro, desconocido. La mente nos dirá que es imposible ir hacia allí, porque vive en el miedo, se aferra a lo conocido. Pero si nuestra entrega es valiente y permitimos que ese impulso de dentro pueda escucharse, caminaremos seguro y en avance.

Al final descubriremos que durante el trayecto hubo dolor, pero también paz, hubo tristeza, pero también alegría, hubo odio, pero también mucho amor. Porque es muy fácil amar nuestra luz, pero se necesita mucho coraje para amar nuestra oscuridad, la que llevamos arrastrando desde hace mucho a través de nuestras acciones inconscientes.

Da igual lo que nos ocurra, como se nos pinte, como se presente. Lo importante es tener el valor para traspasar el miedo y adentrarnos en su origen. Porque siempre será una oportunidad para experimentar el sentimiento de amor puro.

Entradas populares de este blog

¡YA NO QUEDA TIEMPO! AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO

LA SANACIÓN AUTOMÁTICA DEL ALMA

SEVILLA: TALLER DE CO-CREADORES DE MILAGROS I y II