¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?


Hay dos vías para llegar a sentir el Amor del Universo. Es complejo para la mente entender el concepto de amor, ya que nos aferramos al amor que conocemos como emoción. Pero este tipo de amor es condicional, pues amamos lo que queremos y rechazamos todo lo demás.

A lo largo de estos años he ido experimentando dos caminos que están intrínsecamente unidos:

CONCIENCIA y ENERGÍA

-La conciencia es ese “campo” de inteligencia que nos permite observar las cosas: ser consciente.
-La energía es como el aroma del Universo, lo que anima a la creación para que exista. Esta energía de amor puro lo llamo Ser amor.

Pues bien, cuando estamos sufriendo o pasando una mala racha, lo que nos ocurre es que nos hemos bloqueado con nuestra mente, impidiendo ser conscientes de lo que somos y/o sentir la energía de Amor puro que también somos.

Es muy fácil hablar de conceptos, de teorías o de filosofía sobre algo que no es tangible, pero para comprobar que es real, activaremos ahora un circuito energético que hará conectarnos durante la práctica con nuestra fuente inagotable de Amor puro. Esta práctica es el ejercicio de iniciación que hacemos en el taller de Co-creadores de Milagros:

CENTRO CORONARIO, CENTRO CARDIACO Y RESPIRACIÓN

Lo que haremos es conectar el centro cardiaco, como núcleo de nuestro sistema energético aquí en la Tierra, con el centro superior de conciencia que tenemos por encima de la cabeza: centro coronario.

Para unir estos centros utilizaremos la respiración como un puente. Recordemos que al inspirar no sólo recogemos oxígeno para nutrir nuestro cuerpo, sino que absorbemos energía vital, chi, prana, Ser amor. Y como hemos visto, esta energía es lo que nos dota de vida, y sin ella no existiríamos.

Con nuestro corazón abierto y receptivo, y con la intención puesta en el centro corona, vamos a ir respirando. Es como si en nuestro pecho estuviera nuestras fosas nasales y al inspirar atraemos la energía pura de este centro superior de conciencia para nutrir el corazón. Y desde el corazón, al espirar lo emitimos hacia lo que conocemos como plano de manifestación, la propia creación.

Es muy sencillo: manos en el pecho, inspirando la energía que viene de la cabeza. Nos regocijamos de ella en el corazón y la expandimos. Es un pulso, entrada y salida: bum, bum, bum… por eso atribuimos el amor al corazón, porque a niveles energéticos es como el motor que impulsa a la vida.

Lo que nos ocurrirá una vez realizada esta práctica es que sentiremos Amor puro. Es un estado de éxtasis, de estar bebiendo del árbol de la vida y sentir que todo es perfecto tal y como es. Una muestra del engaño del sufrimiento, porque podéis comprobar cómo es posible pasar de estar mal a sentir paz durante este acto consciente.

¡Os animo a probarlo!

 TALLERES PRESENCIALES
-TALLER DE MEDITACIÓN “SER LIBRE”: Desde el sufrimiento hacia la Paz interior

 TALLERES ONLINE ¡Nuevo!


Entradas populares de este blog

¡YA NO QUEDA TIEMPO! AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO

LA SANACIÓN AUTOMÁTICA DEL ALMA

SEVILLA: TALLER DE CO-CREADORES DE MILAGROS I y II