Punto cero

Esta noche ha ocurrido algo, algo muy hermoso. A las 23:55 del 31 de Agosto del 2015 mi vida doy un giro de 360º. Aún no soy consciente de cómo ha pasado, pero mi corazón se abrió como si durante mucho tiempo atrás hubiera estado totalmente cerrado por puertas robustas que impedían el paso.

Ahora hay calma, mucha paz. Sentir que la vida ama cada minúscula parte de mi ser, no tiene comparación alguna. Recordar ¿quién soy? Es toda una experiencia que ocurre sin más. Es un reconocimiento. Sucede, no se busca, porque cuando ocurre, toda búsqueda por alcanzar algo: felicidad, paz, iluminación… cesa.

Me emociona ser como soy. Hay un gozo indescriptible que aparece de alguna parte de mi corazón, en silencio, sin añadir nada más.

Es cuestión de apertura, o rendición, como dicen algunos. Mostrarme totalmente desnudo ante la vida y darle una oportunidad para que se exprese como tenga que ser en este momento.

Durante estos años, desde que vine a este mundo y tuve conciencia de mis primeros pasos, he ido siendo el juez y el verdugo de mi persona. Manuel, aquel chico tímido incapaz de decir dos palabras seguidas sin que el pulso se acelerase y todo lo que creía ser se esfumara. Cuánto daño nos hacemos por ignorancia, por inconsciencia.

Todo un reto para nuestro espíritu paciente que convive en esta experiencia humana, confiando, seguro de que algún día, el que sea, volverá la luz a nuestra conciencia.

Me doy las gracias, te doy las gracias Vida por mostrarme el camino, por darme esta oportunidad para recordar que mi Ser siempre me ama tal y como soy. Gracias, gracias, gracias.

Entradas populares de este blog

¡YA NO QUEDA TIEMPO! AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO

LA SANACIÓN AUTOMÁTICA DEL ALMA

SEVILLA: TALLER DE CO-CREADORES DE MILAGROS I y II