¿Qué es la masa crítica? ¿Cómo llegamos a ella?

Se necesita de un mínimo de abejas para hacer la miel. En solitario el crecimiento es lento y con esfuerzo, en equipo, la energía se implementa exponencialmente, de modo, que el objetivo, la iniciativa que se promueve, será una realidad mucho más rápido.

No nos podemos hacer una idea del potencial que supone un número de conciencias trabajando con una misma vibración energética. Podemos pensar que el número de población es muy elevado, pero el mínimo necesario para que haya un salto de paradigma, lo que sería una reacción cuántica o de realidad, es mínimo, aunque debe ser de una “calidad” ideal.

Por ejemplo: puede haber todo un bosque habitado de personas pasando frío, pero para hacer fuego sólo se necesita a una sola persona que sea capaz de hacer friccionar dos palos con la suficiente fuerza (voluntad = conciencia y energía en acción) como para que prenda la mecha. Si una persona no es lo suficientemente fuerte se necesita a otra u otras para que la reacción tenga éxito, como por ejemplo sería intercambiarse el puesto para seguir friccionando los palos.

La cuestión es que una vez que se llegue a un punto crítico, el de la masa, hay un salto, una reacción que lo cambia todo. El fuego aparece como resultado y éste permite que por inercia los habitantes de todo un bosque tengan abrigo. Esto ocurrió hace mucho tiempo y produjo un cambio de paradigma en la vida del planeta.

Ahora se nos presenta dar un salto de conciencia. Ir hacia nuevas experiencias que estén en sintonía con una energía nueva, renovada, más alineada con la naturaleza de nuestro Ser. Estamos hablando de un cambio de paradigma y lo que con ello supone. Es vivir una experiencia totalmente nueva y como reflejo de unos niveles frecuenciales de energía más elevados.

Por eso, da igual cómo se nos esté presentando ahora el mundo, por muy duro que parezca, por muy cruel o desolado. Porque siempre podemos cambiar las cosas desde dentro, y para ello, debemos dar voz a esa llamada interior que nos guía. «¿Puedo formar parte de esa masa crítica?» ¡Por supuesto!, obedece a la naturaleza del ser humano: avanzar. La cuestión es beber de la fuente que nos originó y, esto, a niveles físicos y más sutiles, está en el corazón. Porque desde ahí podemos emitir una vibración más alta, superior a la atómica.
 
Desde ahí, todo lo que tenga que venir, estará alineado con esa frecuencia. Pero lo primordial es co-crearlo ahora, a niveles energéticos. Sentir está energía aquí y ahora, porque serán los cimientos de las experiencias que tengan que venir. El número de personas para llevar a cabo este salto cuántico no importa. Porque siempre, todo lo que nos ocurre a nivel personal, es el resultado de lo que hacemos a nivel interior. Y si es de calidad, siempre habrá una reacción en cadena que reaccione a ella.

Entradas populares de este blog

¡YA NO QUEDA TIEMPO! AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO

LA SANACIÓN AUTOMÁTICA DEL ALMA

SEVILLA: TALLER DE CO-CREADORES DE MILAGROS I y II