Auto-Sanación y Co-creación Consciente 2ª parte

Una y otra vez me hago esta pregunta: «¿realmente quiero ser libre?», al principio decía que sí, pero cuando comencé a profundizar, me daba cuenta de que no. Porque en el fondo tenía miedo a lo que eso conllevaría. Evidentemente este miedo es fruto del ego, como un programa artificial insertado o desarrollado en la psique humana. Pero igualmente es un hecho, y no podemos huir de ello. Lo importante es observar todo este juego ilusorio con los ojos de nuestra conciencia, y ésta se encuentra en el centro de nuestro corazón.

El corazón, más allá del órgano físico, es un centro energético de pura conciencia. ¿Por qué? Porque allí es donde sentimos la vida. ¿Dónde nos emocionamos, dónde surgen las lágrimas, dónde late el corazón más deprisa cuando nos ilusionamos, reímos, sorprendemos o enfadamos? Siempre es en el corazón.

Ir allí es volver a la cordura. Porque no está condicionada en esencia, aunque sí muy bloqueada por la locura del inconsciente colectivo experimentado.

¿Realmente quiero SER LIBRE?

Aunque sientas perderte, renunciar a lo que tienes, a lo que crees ser. Es una pregunta muy importante que todos debemos hacérnosla.

El comienzo del proceso está en ser honesto. Y en esa honestidad puede estar esta respuesta: «realmente tengo miedo, porque no sé nada, no sé qué hacer con mi vida. Quisiera ser libre, pero no quiero perder lo que tengo, aunque en el fondo sé que no me gusta, incluso lo odio. Odio mi vida, mi trabajo, no tener pareja, odio mi cuerpo, el lugar donde vivo… ¡me odio profundamente!»

Esta respuesta es sincera, surge del corazón y es auténtica. Y curiosamente, entraña un acto co-creativo, pues estamos moviendo las energías estancadas, energías que yacían ocultas en el corazón como un muro que nos impedía sentir, y que ahora es revelada al Universo en un acto consciente y muy valiente.

Ser libre supone sentir, sentir la vida tal y como se presente. Pero no todos estamos preparados para sentirnos. Sí estamos abiertos a sentir un momento de alegría con los amigos, la familia, la pareja. Estamos abiertos a sentir una experiencia placentera, alegre y de risas. Pero, ¿estamos abiertos a sentir nuestra ira y nuestra tristeza?, ¿estamos abiertos a sentir nuestros miedos?

La vida es una experiencia para SENTIR.

Entradas populares de este blog

AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

SIÉNTEME EN TU CORAZÓN

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO