DETENTE EN LOS SONIDOS AMBIENTALES

Escucha todo cuanto te rodea. Detente en los sonidos ambientales: un perro que ladra, un coche que pasa, el murmullo de personas, el canto de un pájaro, el viento… Limítate a escuchar. Deja que tu atención esté en este momento. Ahora, comienzas a reconocer tu naturaleza, te relajas y sientes una fuerza actuar dentro de ti. Ese silencio vive en tu hogar, ese reconocimiento forma parte de ti. Limítate a escuchar y recordarás.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=WMX6DKJBLEGKC

Entradas populares de este blog

¡YA NO QUEDA TIEMPO! AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

Y SI POR UN MOMENTO LO DEJARAS TODO

LA SANACIÓN AUTOMÁTICA DEL ALMA

SEVILLA: TALLER DE CO-CREADORES DE MILAGROS I y II