DE VUELTA, MÁS RENOVADO Y CON GANAS DE AVANZAR


Después de estar más de 3 meses ausente por mi nueva paternidad, vuelvo con más ganas que nunca para ofrecer mi granito de arena a este agridulce mundo.

Parece que todo sigue igual, pero si miro atrás puedo observar cómo he cambiado como Ser-humano. Lo que antes era una verdad irrefutable, ahora queda como un eco muy lejano, dando paso a un entramado lleno de misterio que va desvelándose poco a poco con cada movimiento que doy. De ahí que no haya verdades absolutas.

El mundo va cambiando, porque nosotros vamos cambiando desde el interior, y ya no tiene sentido ese intento loco e inconsciente por modificar los hechos externos. Una y otra vez la vida nos muestra, a través de la experiencia, que nos falta silencio y mucha confianza.

Nos sometemos a diario a un sinfín de sufrimiento ocasionado por nosotros mismos, por nuestra mente y a través de la identificación con el pensamiento del ego. Pero por mucho que nos empeñemos en luchar contra lo que somos, más daño nos haremos y nuevas oportunidades de reconcilio nos presentará la vida.

Mi experiencia familiar en estos meses  está siendo muy intensa. En este nuevo recibimiento de dos almas (mis mellizos llorones a los que tanto quiero y no me dejan dormir :)) que vuelven a encarnar para desafiar a la ilusión física establecida, está siendo de lo más productiva a pesar de los conflictos internos tan profundo que han aflorado. Mis tres hijos se están esforzando para que de una vez deje de proyectarme hacia el futuro y me posicione en este nuevo regalo que me da la vida: Una y otra vez volver al hogar presente para descubrirme y confiar.

A veces siento que mi alma me grita: «¡Basta YA, Manuel!» Porque viajo con subidas y bajadas constantes, y todo por querer ser o aparentar algo diferente a lo que realmente soy como un ser único y original, aunque conectado a todo como parte de una misma conciencia que se experimenta así misma en este juego dual y sin memoria.

Este apasionante mundo espiritual que voy descubriendo se me revela con más fuerza que nunca. Lo primero, es reconocer que el ego juega a ser espiritual en la mayoría de las ocasiones, y que es esencial el ejercicio de humildad y honestidad para no caer en el orgullo. Sin ir más lejos, mi esposa me está enseñando una y otra vez a romper estos moldes antiguos que atestiguan el descontrol de mi mente: «Lolo, no finjas más, deja de intentar ser» ¡Cuánta sabiduría hay en estas palabras! Como si Ser fuera un algo a alcanzar, pero cuando el ego nos domina nos embarramos hasta las cejas por tanta “chárara” mental y descontrolada.

Ahora, fluyo un poco más, no sé hasta cuándo durará y siendo honestos: ¡Qué más da!. Lo importante es que todo vuelve a mostrarse con más claridad, la que nos ofrece la presencia a cada instante.

Gracias a todos por estar ahí.
MANUEL.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=WMX6DKJBLEGKC

Entradas populares de este blog

AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

SIÉNTEME EN TU CORAZÓN

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA