DOS MUNDOS POSIBLES. UN MUNDO EXISTIENDO.


Juntos podemos llegar a la masa crítica necesaria para dar un salto evolutivo sin precedentes en este planeta. La madre tierra lleva vibrando desde hace meses al son de la frecuencia vibratoria del nuevo mundo que ya existe desde planos más sutiles y que ahora tenemos que co-crear desde nuestra posición actual.

Para aquellos que desconocen lo que está sucediendo a nivel planetario y como especie humana, y para los que no comprenden muy bien los procesos por los que estamos envueltos, comentaros que desde hace mucho tiempo el ser humano lleva preparándose para un despertar masivo a nivel de conciencia. Hay ya mucho escrito sobre el tema y a pesar de la desinformación y la información manipulada, lo que debemos tener en cuenta y subrayar en este artículo es que todo lo que pueda ocurrir será el fruto de la consciencia del ser humano.

Desde hace milenios personas de diferentes partes del mundo han dado saltos evolutivos que les permitieron acceder a un plano físico más sutil y que correspondía con la frecuencia vibratoria que desprendían. Hablo de algunos místicos e iluminados que vinieron a este mundo para sembrar  lo que ahora en esta época debemos recoger, pues la cosecha ya está a nuestra disposición, a pesar de no verlo con los ojos físicos pero sí sentido desde el corazón.

Aquí no vale la razón, el intelecto, la comprensión. La mente se queda corta si queremos entender el funcionamiento del ritmo del universo. Los ciclos cósmicos, el pulso del corazón, el nacimiento de la vida desde la nada… la muerte y la resurrección de la materia a través del espíritu. Y es que por mucho que nos empeñemos, es imposible acceder a lo ilimitado desde la mente humana y limitada.

Caemos en la trampa de las creencias establecidas en este mundo dormido y adicto al sufrimiento. Son las pequeñas pinceladas de llamamiento “sobrenatural” las que nos impulsan para salir del estado de confort ciego y comenzar a despertar.

El nacimiento de un hijo, la muerte de un ser querido, la ruptura de una pareja, el reencuentro con tu alma gemela… La Vida como inteligencia que opera a través de nuestro Yo superior nos va guiando desde las experiencias más cotidianas el camino a seguir para volver a la cordura, para traer luz a nuestra conciencia atosigada por eras de pensamiento egoísta.

Nos creemos los amos del mundo, nos creemos invencibles en apariencias, pero débiles en fortaleza. Parece que jamás moriremos, pues la muerte es vista como algo extraña. Deberíamos aprender a morir desde que nacemos, pero para eso habría que previamente aprender a vivir. Pero poco a poco vamos recordando, porque cada vez somos más los que elegimos otra opción que vaya más allá de los políticos, las instituciones, las religiones… en definitiva: lo establecido.

Hacia donde nos embarcamos no provendrá desde otros, pues no hay persona, grupos o especie que venga a darnos lo que debemos despertar desde dentro.

Las religiones crearon separación y la existencia de un Dios ajeno al hombre. La nueva era creó vivir con la esperanza de que algo externo llegaría para ayudarnos. Y siempre con la misma canción tergiversada para hacer del hombre un ser inepto y manipulable para ser utilizado como comida de otros.

Esta es la estación del empoderamiento. Esta es la época del resurgir del guerrero que llevamos en nuestros corazones, porque la vida siempre continúa, lo importante son las experiencias que estamos creando a cada instante.

La Tierra es ya hermosa en su estado natural, y desde su corazón, la conciencia de este planeta está creando un nuevo comienzo. Físico para quienes lo perciban, pero más sutil desde nuestra experiencia. Somos nosotros como humanidad quienes tenemos la oportunidad de unirnos a la madre Tierra para vivir una experiencia extraordinaria. Un mundo donde todo es creación con consciencia, donde todo vibra a la frecuencia del corazón, donde todos nos sentimos unidos por la misma fuente de sabiduría. Un mundo donde cada ser comparte la madurez de su alma a través de dones y talentos.

No hay palabras para describir lo que en ese mundo se vive, pues no hay comparación física que dé cabida a tanta belleza.

¿Cómo podemos lograr vivir esta experiencia? Llegando a la masa crítica, logrando que un mínimo de humanidad vibre a la frecuencia del corazón. No importa el número de personas, pero sí la calidad de su emisión. Debe ser auténtica, que nazca del interior del ser que somos para lograr llegar a la zona crítica, al igual que la oruga es sometida hasta llegar a mariposa. O como el grano de maíz que necesita un mínimo de energía calórica para transformarse en palomita.

La mente inferior nos dice que es muy bonito pero imposible. Si la creemos continuaremos en este mundo hasta su autodestrucción. No hay futuro para la inconsciencia, no hay futuro para el juego del ego tal y como lleva sometiendo a la humanidad desde hace milenios.

La mente superior del Ser es la que gestionará lo próximo a vivenciar si así lo elegimos ahora. Es cuestión de comprometerse con la Vida, de cumplir la voluntad de nuestro Yo superior para hacer realidad la misión que tenemos cada uno encomendada.

El tiempo lo pondremos igualmente nosotros. Todo es aceptado desde la esencia del ser que somos, pero como espíritus errantes con la capacidad de co-crear mundos, aprovechemos pues el poder que tenemos para lograrlo y dibujar de una vez por todas una sonrisa en la nueva humanidad.

https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=WMX6DKJBLEGKC

Entradas populares de este blog

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?

LA VIDA ESTÁ LLENA DE RETOS

AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA