AIRE RENOVADO PARA UN AVANCE DESPIERTO

Ayer, hablando con una gran amiga, comentábamos que algo nuevo y fresco está ocurriendo a niveles más sutiles. Esta mañana, en meditación, puede conectar con mi Guía y le pregunté son esto, me explicaba con alegría que vamos por buen camino y que es imprescindible aprovechar este momento tan grato para tomar mayor consciencia y expandir el Ser que somos.

Le pedí que me ayudara a conectarme con mi verdad, a que pudiera expresar en este momento, como Manuel, lo que soy en esencia y en común-unión con mi persona. Lo curioso fue cuando me dijo que tenía que recordar las experiencias de amor sentidas en esta vida y en todas las pasadas desde el principio.

Fue como un fogonazo de recuerdos que me hizo estremecer en el buen sentido de la palabra. Recordé ser madre y tener entre mis brazos a mi hijo, recordé ser hijo y recordarme abrazado por mi madre. Recordé ser padre y pasar tiempo con mis hijos, recordé sentir mis pies sobre arenas de piedras rodadas, mientras el agua me acariciaba. Recordé las risas en una comida familiar; las bromas que hacíamos cuando pequeños mientras jugábamos con los amigos. Recordé el primer beso y una noche de pasión. Recordé estar tumbado observando las estrellas; recordé el calor junto al fuego;  recordé caerme y sentir dolor, y cómo alguien me consolaba. Recordé tantos momentos, y todo en apenas un par de segundos.

Qué maravilloso es poder rendir tributo a lo mundano, a esos pequeños o grandes momentos en los que el corazón rebosa de amor. Qué importante es ser consciente del poder que tenemos para transformarlo todo.

Una simple sonrisa mañanera, un saber parar un instante y dejar que palabras sabias nutran el corazón del prójimo. Está claro que el ego sigue aquí, pues forma parte de la humanidad que conocemos. Pero también es cierto que algo nuevo está resurgiendo. Nuestro propósito está en ser lo más auténticos con la vida. Dejarnos de tonterías y romper las barreras de las caretas que nos auto-imponemos. Ser uno mismo siendo honestos, dejando que la vida nos sorprenda a pesar de la adversidad. Dejarnos de cabezonerías para mostrar la inocencia del niño que somos.

La vida continúa en este mundo y sin él. La vida está moviéndose para tomar más consciencia de la verdad que ocultamos a través de la separación.

Lo importante no está en querer cambiar, sino en mostrarnos desnudos para que el cambio sea una reacción natural.

Gracias a mi guía por este regalito, y gracias a tantas almas que forman parte de esta vida y de tantas otras pasadas que con ese intercambio de roles: papá, mamá, abuelo, hijo, pareja, amigo… nos permitimos desvelar este misterio. Gracias de corazón.

Entradas populares de este blog

AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

SIÉNTEME EN TU CORAZÓN

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA