SÉ LIBRE DESDE EL RESPETO Y LA COMPRENSIÓN POR LA HUMANIDAD QUE ERES

Cada día tomo más conciencia de la importancia que tiene prestar atención a lo mundano. Es asombroso cómo me siento más libre a medida que respeto mi humanidad con todo lo que ello implica. No es fácil observarse a sí mismo y respetarse tal y como uno es. Hay mucho miedo oculto en nuestro interior que es traducido como rechazo a nosotros mismos. Es como si estuviéramos dándonos las espaldas constantemente porque no aceptamos las acciones pasada, fruto de esa inconsciencia que presenta el ser humano.

Todos nacemos para perdonar nuestro pasado, para reconocer que en esencia somos inocentes, pues no recordamos. El tiempo, a través de las experiencias, nos va guiando con cada paso que damos. Poco a poco despertando, re-conociéndonos, volviendo a tomar conciencia de la realidad infinita que somos. El camino es turbulento, pues la vida humana así lo es, está llena de movimientos duales que forman los ciclos de aprendizaje.

Todos llegaremos al mismo “lugar” nosotros mismos. Desde mi experiencia se hace más evidente la importancia de ser honesto continuamente con lo que siento y vivencio. A veces es muy duro parar, en lugar de caer en las garras de mi mente separadora, y escuchar la voz de mis heridas. Es un volver hacia dentro y dar voz a mi mundo interno. Cuando sufro, paro y me escucho: «tengo ganas de llorar, estoy triste, cansado… hay mucha rabia, mucho odio, muchas lágrimas reprimidas…» Lo importante no es tratar de sanar, de liberar o de eliminar. Simplemente me presto atención y abrazo este momento tal y como es. Es una muestra de comprensión por lo que siento. Entonces la magia aparece, pues sin pretensión, me desnudo y abato mis alas y prendo vuelo. Una sensación de libertad absoluta, pues reconozco la humanidad que hay en mí, aceptándome tal y como soy.

Me siento cada día más liviano, más seguro y agradeciendo a la Vida todo lo que me va mostrando con cada paso que doy, con las experiencias que tengo, y con las personas de mi entorno. Simplemente paro y observo, paro y me escucho, paro y me abrazo. Pues si yo no lo hago, quién o qué podría hacerlo.



Entradas populares de este blog

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

¿Cómo sentir el Amor del Universo ahora?

LA VIDA ESTÁ LLENA DE RETOS

AHORA, JUNTOS Y HACIA UNA NUEVA REALIDAD

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA