¿ENERGÍA TÁNTRICA O SEXUALIDAD?

Llevo unos días donde se están abriendo nuevas fronteras de auto-conocimiento. Después de mi práctica diaria para ir atravesando más y más capas de emociones reprimidas, me encontré con una comprensión más profunda sobre qué es el Amor, el papel del sexo y el dinero.

Después de liberar todo tipo de memorias muy duras, me adentré en un espacio donde se me invitaba a amar, literalmente y con plena consciencia, mi humanidad. Fue darme cuenta de que solemos enfocarnos en aspectos de nuestro Ser, Alma, Espíritu, Conciencia…, para ir despertando del “sueño” y recordar quiénes somos en realidad, sin embargo, se nos olvida que la experiencia presente es física, es cuerpo y es personalidad. Y es desde este punto donde se me hacia una invitación: ¡Utiliza a Manuel como un portal para sentir el Amor!

En numerosas ocasiones he compartido mis experiencias en la conexión con el corazón energético. Esta vez, y a modo espontáneo, estaba haciendo una respiración puramente tántrica en la que abrazaba con cada aliento toda mi humanidad. Fue muy intenso y muy íntimo, pues sentía la inocencia en todo lo que soy como persona, con mis virtudes, mis imperfecciones, mis instintos naturales, mis reacciones más egoístas, mis acciones más nobles… Me estaba respetando a unos niveles que para mí eran desconocidos hasta ahora.

Fijaros cómo tendemos a buscar en lo externo todo tipo de estímulos, personas, cosas, situaciones… que nos llenen de algún modo, cuando en sí, la vida nos está orientando, una y otra vez, mediante nuestra humanidad a retomar una relación interna con nuestra persona. De qué sirve buscar algo más allá de lo físico si no respetamos lo físico. ¿A caso no hemos venido a este mundo a descubrir que el cuerpo es una expresión más de nuestro espíritu? Y si el Amor, el Universo o Dios lo es todo, ese Todo está representado en lo concreto.

Hace unos años busqué información sobre el tantra, su significado y sus prácticas. Pero no llegué a encontrar material que me resonara, pues hay mucha distorsión en ello. Los que ya me conocéis, sabéis que necesito beber de la fuente original de la cuál nacen las cosas, y para ello, sólo es posible a través de la propia experiencia y el auto-descubrimiento.

La cuestión es que continué profundizando en ese estado energético muy extático. De modo muy intuitivo, me adentré en la práctica sexual como estímulo para expandir más esta energía que emanaba desde mi corazón. Y con toda confianza puedo asegurar que no he conocido una experiencia más intensa, energética y placentera en mi vida. Era conectar el centro sexual con mi centro de conciencia, donde el amor hacia uno mismo en el sentido más puro e incondicional se expandía más y más. Literalmente era estar durante ese tiempo, que fue más de una hora, en un estado orgásmico continuo.

Claro, como Manuel, me surgieron todo tipo de preguntas e ideas de lo más creativas con respecto a todo lo vivido. Imaginaros lo que sería mantener una relación sexual con tu pareja durante… muchos minutos e incluso horas. Donde el acto sexual en sí sea un medio que estimule esa energía tan poderosa para sentir amor profundo. Donde cada caricia, cada movimiento, cada aliento… sea pleno en consciencia, y sobretodo donde la parte de excitación física este unida al corazón. Realmente tiene que saltar chispas y fuegos artificiales.

La vida vuelve a sorprenderme con estos regalitos y me hace confirmar que vamos por buen camino en este proceso evolutivo. ¡Estamos despertando! Y lo hacemos retomando algo que ya tuvo la humanidad y que por motivos de inconsciencia se tergiversó, porque daros cuenta que temas como el sexo o el dinero es lo que mueve a este mundo actual desde el prisma del miedo, la necesidad, lo “pecaminoso”… Cuando realmente estamos, justo ahora, empezando a verlo como un medio más para llegar a nuestra Fuente. El otro día, y es algo que me gustaría compartir en otro artículo, me dijo mi Ser: ¡El dinero simboliza el poder y la abundancia ilimitada de Dios en el plano físico! ¡A través del dinero se pueden hacer cosas maravillosas! Es brutal poder activar estos principios, una vez que el sistema de creencias el cual solemos operar es desmontado: ¡El dinero es injusto! ¡El dinero no da la felicidad! ¡El dinero no es espiritual!...

Como siempre digo, es una alegría y una gran satisfacción romper con lo establecido para ir a la fuente original de donde nacen las cosas. A esto se le llama sabiduría, y todos tenemos acceso a ello, es solo cuestión de querer superar las barreras que creemos como ciertas.

¡GRACIAS POR TU COLABORACIÓN!: https://www.paypal.me/SerLibre

Comentarios

Entradas populares de este blog

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD

DESCUBRE TU IMPULSO EVOLUTIVO