LIBERTAD PARA EL ALMA

Es increíble hasta que punto podemos llegar a boicotearnos a nosotros mismos. A medida que más nos permitimos liberar todas aquellas memorias encapsuladas como creencias, fruto de las vivencias pasadas, más luz llevaremos a nuestra conciencia.

Llevo una larga temporada liberando tantos patrones de comportamiento, tantas creencias limitantes y tantos bloqueos emocionales que es completamente lógico que las experiencias humanas del día a día fueran tan difíciles de digerir. No nos podemos hacer ni una idea de lo reprimidos, limitados y bloqueados que podemos llegar a estar, porque una cosa es lo que queremos conscientemente, y otra muy distinta lo que albergamos en el inconsciente. Realmente es una lucha enfermiza de querer y no poder realizar nuestros sueños. Nuestra alma está tan contaminada por el pasado que es una necesidad e incluso una obligación presente despertar de una vez de tanta falsedad adquirida. Nuestro ser es libre, es pura expresión de amor, y para que podamos vivir en paz con nosotros mismos y que ello sea una manifestación en nuestro mundo, tenemos que ir muy a dentro, hacia la oscuridad más aterradora que todos y sin excepción ocultamos en nuestro interior y perdonarnos, porque humanamente somos inocentes, pues no recordamos quienes somos de verdad.

Hace un rato, en mi sesión diaria, sanaba a mi alma de una promesa que me hice en otra vida, en la cual por un sentimiento de culpabilidad hice un juramento que me sometía a reprimir eternamente parte de mi humanidad. Este bloqueo me estaba impidiendo realizarme como persona. Cuando logré acercarme a mi alma, estaba congelada, demacrada y envejecida. Era impactante verse así. Después de quedar en paz, el corazón de mi alma rompió esta coraza como si de un traje de cristal fuese y apareció joven, hermoso y radiante. Volvía a ser libre, a ilusionarme por la vida y disfrutar de sus placeres. ¡Wow! es impresionante llegar a ese punto de reconciliación con uno mismo. Y de corazón lo digo, eso es AMOR PURO. Este es el sentido de las experiencias, de la inconsciencia, de someternos a leyes kármicas o a los efectos de nuestras acciones: reconocer que somos Amor.

Es tan liberador para el alma sanar las heridas del corazón que deberíamos tomárnoslo tan en serio como el respirar, el comer o el quererse.

¡Muchos ánimos para l@s valientes que estáis haciendo un trabajo increíble para ascender a lo más alto! Vamos juntos.
Manuel.

¡GRACIAS POR TU COLABORACIÓN!: https://www.paypal.me/SerLibre

Comentarios

Entradas populares de este blog

NADA MUERE, TODO SE TRANSFORMA

DESCUBRE TU IMPULSO EVOLUTIVO

DEJA DE LUCHAR CONTRA TI, PORQUE TAMBIÉN ERES OSCURIDAD