Entrega y confianza.


Entrega y confianza. Estas son las palabras que mis guías me mostraban el otro día en meditación. La forma de ilustrarlo era a través de una planta que, mientras crecía, iba desarrollando fuertes raíces que servirían de cimiento para el tallo. Las raíces era nuestra elección constante por enraizarnos bien a la vida, no bajar la guardia y permitirnos estar bien conectados a la tierra.

Una vez que las raíces son profundas y penetrantes, la planta, en su exterior, se limita a confiar. Confía en que el Universo le dará todo cuanto necesite para continuar. El Sol y el agua serán bien recibidos en un acto de fe. Reconociendo a través de la sabiduría interior que todo lo que tenga que ser será de acuerdo a nuestra naturaleza.

Es en esta entrega y confianza cuando brota y nace la primera flor. Un símbolo externo de todo el trabajo interior. Una experiencia milagrosa representada en el mundo de la creación.

Entradas populares de este blog

LECCIÓN 2. NUESTRO MUNDO SACA A LA LUZ LO QUE ESCONDEMOS EN EL INCONSCIENTE

MÉTODO FEHU

LECCIÓN 1. ¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL LIBRE ALBEDRÍO?