LA LIBERTAD DE SER UNO MISMO

Es muy curioso cómo nos ponemos todo tipo de resistencias para vivir tal y como somos. Tendemos a buscar y rebuscar formas para alcanzar algo que nos dé lo que nos “falta” o nos llene una especie de vacío, pero realmente ya estamos completos, pues hay Vida en todos nosotros. De lo contrario no existiríamos.

Esta mañana ha nacido una nueva comprensión sobre el respeto hacia uno mismo. Es muy importante para el alma que la persona le deje operar sin condicionantes, permitiendo que pueda expresarse para compartir esa chispa de amor que todos llevamos. Esa es nuestra realidad esencial, pues somos amor y este amor debe manifestarse como creación.

Mis guías me decían: Manuel, eres una pincelada única e irrepetible, tu individualidad es un acto de amor puro. Lo que me lleva a sentir que la creación, en el mundo de las formas y la manifestación es la obra de la Vida, como artista que se experimenta así misma dando pinceladas de color en un acto puramente creativo.

La otra cara de esta libre expresión es que permite a la Vida tomar consciencia de quién es. Recuerda que sin experiencia no hay conocimiento de sí mismo. Cada vez que prestas atención al presente, al espectáculo que se muestra en este momento en ti, a través de pensamientos, emociones, formas, percepciones… es el regalo que nos damos para crecer en consciencia. La paradoja de esto está en que este reconocimiento nos ayuda a reconocernos a nosotros mismos como la Conciencia que se observa así misma.

Puedes observar tus manos y reconocer que hay “algo” en ti que es consciente de ello. Esta consciencia sólo es posible a través de la experiencia. Es el milagro y a la vez el misterio de la Vida, pues creador y creación van unidos, se fusionan.

Recuerda que tú eres una expresión de esta Conciencia Universal, sirviéndola para experimentarse a sí misma. Para expandirse y crecer en comprensión. Es como decirse: “hasta dónde pueda llegar mi amor si no tengo límites”.

Así que no te reduzcas a querer ser lo que no eres. Puedes crecer en conocimiento para reconocerte como un punto en el espacio blanco, sin olvidarte que detrás de esta individualidad siempre está la chispa de Vida por la cual nos sostenemos. La inmensidad del Universo está ya en ti. Reconocerlo es el juego o propósito de la vida. Así que te invito a que te respetes tal y como eres, con tus virtudes y “defectos”, pues en este instante eres la expresión libre del Universo.

¡GRACIAS POR TU COLABORACIÓN!: https://www.paypal.me/SerLibre

Entradas populares de este blog

LECCIÓN 2. NUESTRO MUNDO SACA A LA LUZ LO QUE ESCONDEMOS EN EL INCONSCIENTE

MÉTODO FEHU

LECCIÓN 1. ¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL LIBRE ALBEDRÍO?